EL IBEC liderará el mayor consorcio estatal de biotecnología para salud

Ayer se presentó en el IBEC el Programa estratégico de investigación en el área de biotecnología aplicada a la salud, vehiculado a través de los denominados Planes Complementarios del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y que se ejecutará hasta finales de 2024.  

Read more…

El acto contó con la presencia de la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, la Consellera de Recerca i Universitats de la Generalitat de Catalunya, Gemma Geis,  la del director del IBEC y coordinador científico del plan complementario para salud, Josep Samitier, y los representantes de las otras comunidades autónomas (CC.AA.). El evento fue conducido por Nuria Montserrat, subdirectora de Traslación Clínica del IBEC y coordinadora nacional de la plataforma de biobancos y biomodelos.

Con un presupuesto de 32 millones de euros, 5 comunidades autónomas (CC.AA.) trabajarán conjuntamente, en el plan cogobernado y cofinanciado por las mismas CC.AA., para hacer frente a algunos de los mayores retos en salud como el cáncer, las enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento, las enfermedades infecciosas o las enfermedades minoritarias. 

Los representantes de las distintas administraciones destacaron que los programas de investigación del plan de recuperación son una herramienta esencial para el futuro del país. También que entre estos fondos para la recuperación, aquellos que están relacionados con la investigación para salud van a ser esenciales también para la economía, como se ha demostrado con la presente pandemia. Para conseguir resultados, han expuesto los ponentes, es imprescindible el trabajo entre comunidades autónomas, a través de agentes coordinadores expertos. 

El Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) ha sido elegido, por su trayectoria y experiencia, para coordinar estos fondos entre las CC.AA. del País Vasco, Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha y Extremadura. De este modo, IBEC liderará la mayor colaboración interregional de medicina personalizada. Además, este consorcio de investigación biotecnológica en salud será uno de los más grandes de la historia de España, y mejor dotado económicamente.  

Según el propio Ministerio de Ciencia e innovación los planes complementariosson un instrumento innovador en la política científica de España”. Y añade: “es la primera vez que se ponen en marcha acciones de programación conjunta cofinanciadas por el Estado y las CCAA, que van a permitir trabajar intensamente en programas de investigación con el Estado en áreas estratégicas. De esta manera, además, se avanza en la cogobernanza en el ámbito de ciencia, tecnología e innovación”.

Biotecnología para salud basada en técnicas de vanguardia 

En el programa de biotecnología aplicada a la salud, las citadas CC.AA. colaborarán estrechamente en el desarrollo de herramientas para diagnóstico, pronóstico y terapias avanzadas, dirigidas a la medicina personalizada. El objetivo es contribuir a dar respuesta a algunos de los retos más importantes en salud a los que se enfrenta la sociedad, tales como el cáncer, las enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento (neurodegenerativas, crónicas), las enfermedades minoritarias o las enfermedades infecciosas.  

Se trata de poner en valor, entre otros, los avances de las llamadas técnicas ómicas para extraer información y nuevos conocimientos sobre los efectos de todas las variantes posibles en los genomas, transcriptomas, proteomas humanos y de patógenos. Se realizarán, por ejemplo, estudios de la expresión génica a nivel celular individual, esencial para desarrollar nuevos sistemas avanzados de diagnóstico y pronóstico e identificar nuevas dianas terapéuticas.   

Otro enfoque central del programa es el desarrollo de nuevas terapias personalizadas y dirigidas como los nanofármacos, así como de técnicas avanzadas de cirugía que, a su vez, precisan del diseño de nuevos modelos de enfermedad pre-clínicos que aprovechen el potencial de los sistemas biomiméticos y los biomodelos como los organoides o miniórganos de laboratorio.  

Finalmente, se utilizarán aproximaciones avanzadas de biología estructural, como la criomicroscopía electrónica de última generación, aplicada a la medicina personalizada para estudiar en un entorno casi fisiológico las alteraciones estructurales de proteínas, células y tejidos que subyacen a diferentes enfermedades, aportando información valiosa para el diseño de nuevas estrategias diagnósticas y terapéuticas.

Solamente con un enfoque integrador de herramientas para diagnóstico, pronóstico y terapias avanzadas, conseguiremos hacer frente a los grandes retos que tenemos en salud, como el cáncer, las enfermedades degenerativas o las infecciosas.

Josep Samitier, director del IBEC y Coordinador Científico del Plan Complementario de Biotecnología Aplicada a la Salud

 

IBEC y su liderazgo europeo en investigación y gestión 

El informe del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) de 2021 destaca la presencia de IBEC dentro de los tres centros con mayor capacidad de captación de fondos competitivos europeos, con una evolución constante. Y es que el IBEC cuadruplicó entre el 2009 y el 2019 los fondos competitivos obtenidos de las convocatorias europeas.  

Desde sus inicios en 2005, los investigadores del IBEC han conseguido, entre otros, más de 20 becas de excelencia ERC, y varios hitos científicos importantes. Entre los más recientes destacan la creación e implantación de un bioimplante enriquecido con células madre capaz de reparar el tejido cardíaco, la generación de miniriñones vascularizados en un laboratorio. Grandes proyectos europeos coordinados desde IBEC, como Mechanocontrol, han contribuido a elucidar el impacto de las fuerzas físicas en el origen y evolución de, por ejemplo, del cáncer. Son ejemplos de que combinar medicina, ciencia e ingeniería puede ser muy útil para la sociedad y el rol del liderazgo de IBEC en estos ámbitos.