Expertos resaltan la importancia de la nanomedicina y la bioingeniería para hacer frente a los retos  sanitarios

Expertos del IBEC participan en la XIV Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, centrada en las oportunidades de investigación tras la pandemia provocada por la COVID19. Josep Samitier, Teresa Sanchis y Núria Montserrat resaltan los avances realizados en nanomedicina y bioingeniería para salud, y se unen a las voces que recomiendan incrementar los recursos destinados a todo el sector de la investigación básica y clínica.

Read more…

La pandemia provocada por el coronavirus ha revelado la importancia de la investigación biomédica en el mundo. Gracias al trabajo colaborativo que desde hace años desempeñan administraciones sanitarias, hospitales, investigadores, pacientes e industria farmacéutica, ha sido posible realizar ensayos que han conllevado beneficios para millones de pacientes. Sin embargo, es necesario fortalecer y potenciar esta investigación básica y clínica cada vez más internacional, abierta y cooperativa, por el bien de todos los ciudadanos y de la economía. Y es que la investigación biomédica, junto con la transición ecológica y la digitalización se constituyen como vectores claves que determinarán el futuro de nuestra sociedad.

En este contexto, el 11 y 12 de mayo se celebró, de forma virtual, la XIV Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, con la presencia de relevantes actores del sector público y privado, y más de 700 personas participantes inscritos. Durante el acto de inauguración, que contó, entre otros, con la presencia del Ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y con el Coordinador de la Plataforma de Nanomedicina (NanoMed Spain) y Director del IBEC, Josep Samitier, y representantes de ASEBIO, Farmaindustria y FENIN, se recalcó precisamente la importancia de la inversión en ciencia y tecnología. En palabras de Samitier: “El área de la salud está experimentando un cambio de paradigma, hacia una medicina predictiva, preventiva, personalizada, participativa y de precisión y de cuidado integrado. Este cambio no se podrá alcanzar sin las diferentes tecnologías médicas, con especial importancia de la nanomedicina, que permitirá ofrecer nuevas oportunidades para afrontar el desafío con el incremento de la eficacia de los sistemas de salud, al mismo tiempo que limitando los costes”. Samitier recordó, además, que dos de las vacunas que se administran actualmente en España están basadas en nanotecnología.

Por todo ello, Samitier recordó también que, desde Nanomed Spain, se considera el apoyo a la investigación y la colaboración público-privada, un factor clave para situar a España en una posición relevante en innovación biomédica, garantizar una atención sanitaria de calidad y contribuir a la recuperación del país.

“La pandemia de COVID-19 ha demostrado la importancia de la nanomedicina para la sociedad y la economía, contribuyendo al diagnóstico y a las terapias pero, sobre todo, al desarrollo de vacunas.”

Josep Samitier, Coordinador de NanoMed Spain y Director del IBEC

 

Organoides y SmartHealth contra la COVID19

En la sesión que tuvo lugar el 12 de mayo, Teresa Sanchis, Jefa de Iniciativas Estratégicas en el IBEC y Coordinadora Ejecutiva de la Plataforma NanoMed Spain, moderó una una mesa redonda sobre SmartHealth, en la que participó la Profesora de Investigación ICREA en IBEC, Nuria Montserrat, así como Miguel Ángel Armengol, responsable del Departamento de Big Data de la Fundación Progreso y Salud de la Consejería de Salud de Andalucía y Raúl Ferrer-Peña, CEO de la empresa SmartDyspnea.

La Dra. Montserrat explicó cómo los organoides de bioingeniería de su laboratorio permitieron, en plena pandemia, estudiar la puerta de entrada del virus SARS-CoV-2 en las células, e identificar un fármaco en fase clínica capaz de bloquear esta entrada en tejidos humanos. Para ello, los investigadores en Barcelona establecieron una colaboración con científicos de Austria y del Instituto Karolinska de Suecia, que ya habían trabajado con virus de pacientes diagnosticados con covid-19. En palabras de Montserrat: “Enviamos a Suecia los organoides generados en Barcelona para que fueran infectados, y pudimos poner a punto un circuito en el cual crecemos estos mini órganos. Hoy en día no solo de riñón, sino también gástricos, de corazón y de vasos sanguíneos. Y con él pudimos entender cómo el SARS-CoV2 infecta las células humanas”.

Los biomodelos han dado muy buenos resultados con el COVID-19, y se abre una nueva era. En España tenemos un ecosistema enorme en cuanto a la generación de estos biomodelos

Nuria Montserrat, Profesora ICREA de investigación en IBEC y referente internacional en investigación mediante organoides