Una “Loca por la bioingeniería” transmite su pasión por la nanotecnología a sus compañeros de aula

La bioingeniería es poderosa y llega a las aulas. Así lo demuestra un trabajo sobre nanotecnología, realizado por alumnos de la escuela Joan Pelegrí. La Marina Pujol, una alumna del programa educativo “Locos y Locas por la Bioingeniería” que tiene lugar en el IBEC, transmitido su pasión por la bioingeniería a dos compañeras suyas y han realizado un trabajo y un vídeo sobre la nanotecnología.

Read more…

En este trabajo, las alumnas recogen toda la información relevante sobre la nanotecnología en forma de reportaje y destacan noticias relevantes del IBEC, como la visita del Ministro de Ciencia, los organoides o la investigación en enfermedades raras. Además, estas “locas por la bioingeniería” entrevistan a Anna Lagunas, investigadora del grupo de nanobioingeniería en el IBEC y debaten sobre el impacto de la nanotecnología en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en un futuro no muy lejano. 

Entrevista a Anna Lagunas

Marina Pujol es una de los 24 alumnos del programa “Locos y Locas por la Bioingeniería 2021” y gracias a su participación en este programa, dos compañeras de clase han podido compartir su pasión por la ciencia. Junto con Irene Peribañez y Emma Gil, se han adentrado en el mundo de la nanociencia y han podido hablar con Anna Lagunas a quien le han podido preguntar todas sus dudas e inquietudes y con quien pudieron compartir una visión de futuro sobre la aplicación de la nanociencia en la medicina y la salud. 

El trabajo surgió a raíz de la asignatura de “ciencia en el mundo contemporáneo” que pretende dar a los alumnos una visión global de la ciencia, independientemente de cuál sea la modalidad de bachillerato escogida. 

“El tema a seguir era el de las nuevas tecnologías, pero podíamos dirigir y enfocar el trabajo hacia el ámbito que quisiéramos. Nosotras lo quisimos enfocar al ámbito sanitario, y como yo participo en el programa  “locos por la bioingeniería”, decidimos que un tema interesante podría ser la nanotecnología, que está ligado con la nanomedicina “. Marina Pujol 

Programas de educación científica como el “Locos y Locas por la Bioingeniería” son un ejemplo de cómo la ciencia llega a las aulas y despierta vocaciones científicas entre los más jóvenes, a la vez que fomenta los referentes femeninos en las carreras STEAM. 

Podéis ver el vídeo aquí