Nace IBBI, la primera superheroína de la bioingeniería

Coincidiendo con el día internacional de la niña y la mujer en ciencia, el Instituto de Bioingeniería de Catalunya (IBEC) estrena este 11 de febrero una figura con la que pretende hacer llegar al gran público, de una forma sencilla y entretenida, una de las disciplinas que están llamadas a marcar la medicina del futuro: la bioingeniería.

Read more…

IBBI

A través de una serie de cómics, animaciones y otros recursos con la superheroína IBBI como protagonista, el IBEC presentará historias sobre organoides, regeneración de órganos o nanobiomedicina que ya están impactando en campos como la lucha contra la COVID, el cáncer o el Alzheimer.

Una superheroína con los poderes de la bioingeniería acaba de nacer. Se llama IBBI y pretende dar a conocer de una forma amena y próxima, cuáles son los poderes de la bioingeniería y sus aplicaciones, aquellas que están llamadas a transformar la medicina del futuro. 

Bajo el lema “La bioingeniería es poderosa” y con la apariencia de científica, con esta figura el IBEC pretende alcanzar tres objetivos: romper los roles de género en ciencia, fomentar las vocaciones científicas entre la población más joven y dar a conocer las aplicaciones en salud de la bioingeniería. 

Y es que la bioingeniería, la disciplina que combina ingeniería con otros campos del conocimiento como la biología, la química o la física aplicada a sistema biológicos con el objetico de hallar soluciones a problemas de salud, está empezando a impactar en la práctica clínica. De este modo, la medicina empieza a incorporar elementos que hasta ahora parecían de ciencia ficción y que ya son una realidad: parches con células madre para corazones infartados, cápsulas nano para hacer llegar fármacos a pacientes de COVID o alzhéimer, o tiritas inteligentes para regenerar heridas crónicas 

En este contexto, la superheroína IBBI mostrará cómo la bioingeniería y sus superpoderes están cambiando la forma en que concebimos la medicina, con ejemplos como la regeneración de tejidos (autoreparación), la microscopía nano (supervisión) o la bioimpresión 3D (capacidad de imprimir tejidos y órganos con células vivas). 

De este modo, IBBI quiere hacer llegar a personas de cualquier edad el interés por la ciencia y, en particular, por la bioenginyeria. Desde profesores de escuelas e institutos, hasta familias y pacientes, IBBI quiere ayudar a descubrir cómo la bioingeniería contribuye a dar soluciones a problemas reales que tienen que ver con nuestra salud.