RecerCaixa finanza dos proyectos del IBEC

Financiación para desarrollar un sistema que ayude en la rehabilitación de los niños, y para mejorar el proceso de curación de las lesiones de hombro.

Read more…

Dos proyectos del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) reciben financiación del programa RecerCaixa, programa del que solo han sido seleccionadas 26 de las 362 solicitudes enviadas el pasado 2013.

El proyecto de Alícia Casals “Desarrollo de un sistema robótico de bajo coste de ayuda en la rehabilitación de la marcha para niños con trastornos motores graves”, y de Elisabeth Engel “Tendon tissue engineering: a helping hand for rotator cuff tears (BIOTENDON)” (Ingeniería de tejidos de tendón: una ayuda para los desgarros del manguito rotador), han recibido 77.000€ y 65.000€ respectivamente gracias a este programa de financiación, que es una iniciativa conjunta de la Associació Catalana d’Universitats Públiques (ACUP) y de la Obra Social la Caixa lanzada en 2010.

Los proyectos seleccionados, que se desarrollarán a lo largo de los próximos dos años, tienen como objetivo responder a problemas y retos específicos de la sociedad actual.El IBEC actualmente tiene en marcha dos proyectos financiados por el mismo programa: InHands (proyecto de Joan Aranda, miembro del grupo de Robótica) y “Development of lightmodulated ligands for remote, non-invastive regulation of neuropathic pain” (proyetco de Pau Gorostiza, miembro del grupo de Nanosondas y Nanoconmutadores).

Más sobre “Desarrollo de un sistema robótico de bajo coste de ayuda para la rehabilitación de la marcha para niños con trastornos motores graves”
Investigadora Principal: Alícia Casals, grupo de Robótica

Muchas de las enfermedades neurológicas que afectan a los niños suponen desórdenes motores graves que les impiden caminar de forma normal. Los dispositivos existentes, utilizados en fisioterapia y en rehabilitación que reproducen los patrones del andar en pacientes utilizando un sistema robótico, están actualmente limitados a los centros de rehabilitación. Debido a que son sistemas extremadamente caros, son poco prácticos para el uso personal en casa, y suelen estar dirigidos específicamente para adultos.

El proyecto, en el que colaboran el IBEC y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, propone el desarrollo y el análisis de un sistema robótico basado en una cinta de correr común i que funciona de una manera similar a los sistemas robóticos actuales que se encuentran en los centros de rehabilitación.

La ventaja de este sistema es que será adaptable a pacientes de cualquier talla y necesidad y que se podrá utilizar en casa. “Se diferenciará de los sistemas clásicos porqué, en lugar de proporcionar una ortopedia completa para las extremidades inferiores -lo que puede forzar el movimiento de todas las articulaciones-, la cinta tendrá un mango motorizado que permitirá a los pacientes controlar el grado de apoyo de la correa, además de dos brazos retráctiles que ayudarán a tener controlado los movimientos al caminar, tan solo sujetando los pies del paciente”, explica Alícia Casals del grupo de Robótica del IBEC y profesora de la UPC.

Gracias a sensores fisiológicos que calculan el grado de fatiga, y la necesidad de adaptar la terapia en cualquier momento, la plataforma también será útil para investigar sobre los efectos de la rehabilitación mediante robots en el progreso del paciente. El sistema también estará equipado con una retroalimentación visual para motivar y estimular al paciente. Otra ventaja de tener un diseño adaptable, es que no sólo será apto para niños, sino que también será beneficioso para las personas mayores.


Más sobre BIOTENDON
Investigadora Principal: Elisabeth Engel, grupo de Biomateriales para Terapias Regenerativas

El objetivo del proyecto es crear un nuevo andamio biológico compuesto de nanofibras poliméricas con las señales biológicas adecuadas y células de tendón. Este andamio ayudará a los cirujanos a reparar los desgarros de los tendones del manguito rotador del hombro. Hoy en día es importante porque estas lesiones se están volviendo una carga considerable para los sistemas de salud, debido al gran incremento de la población de la tercera edad.

“Para proveer, tanto de un ambiente adecuado, como de las señales biológicas correctas para el proceso de curación, los andamios que nosotros desarrollamos están sembrados con células de tendón obtenidas a partir de biopsias”, explica Elisabeth Engel del grupo de Biomateriales para Terapias Regenerativas del IBEC y profesora adjunta de la UPC. “El proyecto pretende ir más allá del acondicionamiento mecánico de esta estructura, ayudando a estimular la morfología celular y mejorando las propiedades mecánicas para que sean similares a las de los tendones naturales.”

Si el proyecto tiene éxito, se podrán crear dispositivos médicos comerciales que puedan mejorar los procesos de curación y evitar así el problema habitual de las re-roturas, un problema habitual que se da en desgarros mayores de 2,5 cm de longitud. Además, el dispositivo podrá ser utilizado para sanar otras lesiones del cuerpo como, por ejemplo, desgarros en el tendón de Aquiles.

El proyecto lo llevará a cabo un equipo interdisciplinar compuesto por: expertos en fabricación y caracterización de biomateriales, en interacciones célula-material, y en estudios in vitro de ingeniería de tejidos, todos ellos del IBEC, así como también por cirujanos del Hospital de Terrassa. La estrecha colaboración entre investigadores y médicos asegurará que el producto desarrollado por BIOTENDON cumpla las necesidades clínicas y represente un beneficio sustancial para la gran cantidad de pacientes de edad avanzada que sufren lesiones en el manguito rotador.