DONATE

Descubren como la física de las células de cáncer colorrectal contribuye a la metástasis

Un estudio liderado por el IBEC ha demostrado la capacidad de las células madre de cáncer colorrectal para cambiar sus propiedades mecánicas, facilitando el éxito del proceso metastásico. Lo han hecho utilizando organoides de tumores a partir de células de pacientes. Estos descubrimientos podrían contribuir al desarrollo de nuevas estrategias para tratar y prevenir la metástasis en el cáncer colorrectal.

Xavier Trepat recibe el Premio Rei Jaume I en la categoría de Investigación Biomédica

El galardón reconoce la labor investigadora de Trepat, profesor de investigación ICREA en el IBEC. Estos premios, otorgados por la Fundación Valenciana Premios Rei Jaume I, buscan acercar a la ciencia y las empresas entre sí para la promoción de la investigación, el desarrollo científico y el emprendimiento en España.

La interdisciplinariedad del IBEC protagoniza la sección de opinión de Nature Physics

Teresa Sanchis y Xavier Trepat, miembros del IBEC, han publicado sendos artículos de opinión en la sección “World View” de la prestigiosa revista científica Nature Physics. Ambos artículos resaltan el compromiso del IBEC con la excelencia científica, el fomento de la diversidad y la creación de un entorno propicio para la colaboración, así como el relevante papel del IBEC a nivel internacional en investigación multidisciplinar.

La Bioingeniería se convierte en arte en el Museo Antoni Tàpies

Una instalación ubicada en la exposición «A=A, B=B» en la Fundación Antoni Tàpies permitirá acceder en directo a los laboratorios del IBEC. Una ventana desde donde los visitantes tendrán la oportunidad de ver cómo los investigadores desarrollan sus proyectos de investigación, como si se tratara de una auténtica performance de innovación científica. 

Evitar que los tejidos respondan a su endurecimiento puede ser clave para frenar el avance de los tumores de mama

Un estudio liderado por el IBEC demuestra que la laminina, una proteína presente en los tejidos mamarios, evita los efectos del endurecimiento, protegiendo a las células contra el crecimiento tumoral. El mecanismo se ha demostrado in vitro, pero se cree que también podría funcionar in vivo a partir de lo observado en muestras de pacientes.